jueves, 30 de diciembre de 2010

Helicoverpa, el terror de la huerta

¿Quién no se ha encontrado alguna vez un "gusano" dentro de una hortaliza?. Creo que, aun siendo amantes de la naturaleza, a todos nos viene una expresión a la cabeza: "¡QUÉ ASCO!". Hasta ese punto hice lo que cualquier persona hubiera hecho: abrí el pimiento, ví el panorama, lo tiré al suelo y me sacudí los brazos por si acaso alguno de esos "repugnantes" seres había logrado subirse.


Oruga de H. armigera


Sin embargo a partir de aquí mi actuación quizás difiera totalmente de la de la mayoría de personas en mi situación. Cogí al bicho, le metí en un bote con un trozo de la verdura, que había dejado claro era de su gusto y me conecté a internet. Es un animalillo que nunca me hubiera interesado pero ver como en cuestión de unas semanas fué creciendo, se hizo pupa y de ella salió una mariposa (en este caso no puedo decir "bonita") me creó cierta empatía y publico esta entrada para presentar a mi peculiar "compañera".

Al investigar ví que no se trataba de un gusano, sino de una oruga del género Helicoverpa. Estos insectos pertenecen al orden Lepidóptera, conocidos comúnmente como mariposas. Sin embargo nadie diría que tiene parentesco con otras especies de mismo orden como la Pavo Real (Inachis io) o la Mariposa Luna (Graellsia isabeleae, en la foto de perfil).

Su clasificación exacta es:
 - Suborden Glossata, por tener un prosbócide o trompa enroscado con el que se alimentan.
 - Infraorden Heteroneura, con distinto sistema de nervios en las alas anteriores y posteriores
 - Ditrysia, con aperturas diferentes para el apareamiento y la puesta de huevos


H. armigera adulta
A partir de aquí la Helicoverpa se separa de las mariposas diurnas, de colores llamativos, para formar, junto con otros lepidópteros, la familia Noctuidae, constituída por mariposas de gran porte y colores grisáceos, que vuelan de noche para alimentarse, descansando de día en huecos y cuevas. La subfamilia Heliothinae reduce el grupo a unas 400 especies de polillas que causan graves destrozos en los cultivos. El género Helicoverpa engloba varias especies, consideradas la mayoría como plagas. Las más habituales son H. armigera o gusano de la col y H. zea, que tiene distintos nombres en función del cultivo que ataque (gusano del algodón en cultivos de esta planta, gusano elotero en cultivos de maíz...). Se alimentan de muy diversas plantas y a pesar del daño que producen los adultos son polinizadores de muchas de las especies que sus larvas devoran.






Pupa de H. armigera
Al igual que el resto de mariposas las hembras adultas ponen los huevos en en suelo, cerca de los cultivos. Cuándo eclosionan, las larvas se dirigen a los frutos y gracias a su potente mandíbula van alimentándose de su carne, dejando tras de sí un túnel redondeado, donde podremos observar los excrementos. Una vez la oruga ha alcanzado un tamaño adecuado abandonará la hortaliza y formará una pupa de color marrón y superficie brillante. Al cabo de unos días saldrá de ésta una mariposa de cuerpo robusto y alas claras, con unas antenas plumosas y unos pequeños ojos verdes.










Estas especies causan importantes pérdidas en las cosechas de toda España debido a la gran población existente y la resistencia que demuestran a muchos plaguicidas. Es por ésto que está muy extendido el uso de chinches de la espeice Orius insidiosus, que se consideran un magnífico medio de control natural tanto de esta como de otras muchas plagas, al ser depredadores en todas sus fases de desarrollo.








Oruga de H. armigera abriendo el primer agujero a un pimiento

domingo, 19 de diciembre de 2010

Libélulas y caballitos del diablo

Siempre me ha gustado ver volar a las libélulas junto a las charcas y los ríos, con ese tamaño y esos colores tan brillantes. Pero lo cierto es que nunca he sabido si lo que estaba viendo era una libélula o un caballito del diablo. Este nombre podría hacernos pensar en el protagonista de algún libro de fantasía, pero nada mas lejos de la realidad.

Ambos grupos pertenecen al orden Odonata, con unas 6000 especies, caracterizadas por presentar una cabeza ancha, un cuerpo alargado y dos pares de alas alargadas y transparentes. Las libélulas pertenecen al suborden Anisoptera, mientras que los caballitos del diablo pertenecen al suborden Zygoptera, aunque debido a las confusiones entre especies de ambos grupos es habitual hablar de libélulas para referirnos a todas ellas.

Cópula Odonatos
El suborden Anisoptera (libélulas) se caracteriza por la incapacidad de plegar sus alas contra su cuerpo, por lo que cuando están posadas se observan los dos pares extendidos en horizontal, formando una cruz con su cuerpo. Habitan en zonas húmedas cerca de charcas, lagos o ríos, ya que la mayor parte de su vida son de hábitos acuáticos. El macho elige un territorio, que vigilará de forma contínua y protegerá ferozmente de los posibles intrusos. Cuando observa a una hembra inicia un vuelo de cortejo que finalizará con la cópula, estando la hembra sujeta de la cabeza por unos ganchos que posee éste en su abdomen.







Libélula devorando otra libélula menor
Las hembras ponen los huevos cerca o dentro del agua, de donde sandrán las ninfas. Este período puede durar hasta cinco años en las especies mas grandes. Durante la etapa de ninfa los animales respiran a través de unas branquias, situadas en el recto, y se alimentan de insectos, renacuajos y hasta peces, que cazan con sus potentes mandíbulas. Para iniciar la metamorfosis la ninfa escala por las plantas acuáticas y se libera de su antigua piel, quedando al aire sus nuevas alas. A partir de aquí se alimentará de todo tipo de insectos, a los que puede atrapar gracias a la disposición de sus patas. La etapa de adulto dura hasta cinco o seis meses.





Tienen unas alas largas y delgadas que pueden mover en varias direcciones yde forma independiente, lo que les otorga una gran potencia y velocidad. Una de sus características mas importantes es su gran sentido de la vista. Sus ojos se encuentran muy cerca entre si poseen un campo de visión de 360º, pudiendo localizar a sus presas a una distancia de hasta 12 metros. La especie mas pequeña conocida es Nannophya pygmaea, de unos 20mm y las mas grandes son Anax strenuus y Megaloprepus coerulatusde hasta 20cm.

 
Caballito del diablo

El suborden Zygoptera (caballitos del diablo) se identifica porque sus alas se encuentran alineadas con su abdomen y presentan dos ojos de menor tamaño y separados entre si. Su ciclo, sin embargo, es muy similar al del anterior suborden. Poseen también una etapa ninfal acuática con alimentación carnívora que emerge a la superficia para realizar la metamorfosis. Los adultos se alimentan de moscas y mosquitos, presas mas pequeñas que las libélulas, debido a la mayor fragilidad de su cuerpo.









Las libélulas están muy presentes en toda la mitología. Una leyenda cuenta que al ver a las demás aves con sus resplandecientes alas la libélula sintió nostalgia, pues le entristecía que ella no pudiese volar. Un día fue a ver a Dios, le contó sus tristezas y le preguntó: ¿Dios, por qué yo no tengo alas?, ¿por qué no tengo unas resplandecientes y esplendorosas alas?. Al ver su nostalgia él decidió obsequiarle con unas alas sedosas con las cuales se sintiera la más hermosa creación del señor. Al salir de allí no demoró en probarlas, todos la admiraban y se quedaban impresionados al verla. Una mariposa muy envidiosa trató de posesionarse de ellas pero nunca lo logró. A pesar de su belleza la libélula no se sentía superior a otras aves, por lo que Dios decidió recompensarla obsequiándole definitivamente las alas. Es por eso que la libélula es tan frágil y sensible con sus alas, porque son un regalo muy especial del creador.


Libélula - alas extendidas en horizontal



Caballito del diablo - alas plegadas sobre el cuerpo